sábado, 26 de octubre de 2013

Brianda; debut y despedida.

Luego de haberle prestado el celular a Indira, mi novia, para que le llamara a un familiar, recibí una semana después, un mensaje de texto de aquel teléfono.
_ Hola, kien eres / _ Hola -respondí identificando el número, porque me permití guardarlo con el nombre de "familiar de Indira". / _ Kien eres? -insistió la persona, y pensé, según dijo Indira, se trataba de su prima Brianda. / _ Sabes -contesté-  lo que sucede es que hace unos días le presté el teléfono a mi amiga, para comunicarse contigo, por eso es que quedó grabado en tu cel. / _ Ah, ok -se limitó a responder la chica.
Los días transcurrieron y pensé que todo había quedado aclarado y olvidado. No obstante, semanas más tarde, recibí otro mensaje del mismo celular.
_ Dime la verdad como obtuviste mi numero / _ Je, ya te expliqué, yo no te llamé, fue mi amiga. / _ Y como t llamas -continuó la chica. / _ Andy -le dije- y tú? / _ Me llamo Brianda y donde vives cuantos años tienes / _ En Iguala, en el centro, tengo todos los años, y tú? / _ Vivo en un pueblo tengo 15 años. / _ Bueno, pues mucho gusto Brianda, estoy para servirte. / _ No me has dicho cuantos años tienes / _ Tengo el doble de tu edad. / _ Y en k trabajas / _ En algunos medios de comunicación, y tú, estudias? / _ Sí estudio la secundaria sta cerk d mi casa pero alla no hay señal del cel solo agarra en algunos lugares del pueblo
Y los días pasaron....
_ Por que ya no me escribes stas ocupado t molesto / _ Perdón - le respondí 30 minutos después porque estaba con Indira-  cubría un evento, no me molestas. Platícame sobre tu pueblo, cómo se llama? / _ Esta cerca de Iguala oye luego mensajeamos es k c sta terminando mi saldo y aki no hay recargas / _ De acuerdo, si tuvieras una emergencia, dime y te paso saldo, que estés muy bien, hasta pronto, / _ Kieres ser mi amigo –me escribió la chica.  / _ Sí, claro, por qué no?
Un par de días después, llegaron otros mensajes de Brianda, con el peculiar estilo de escribir en el celular y el chat, que tienen los chicos de su edad.
_ Hola amigo k haces y k cuentas / _ Hola! estoy trabajando, qué tal te fue en la escuela? / _ Pues no me fue muy bien k digamos / _ ¿Por qué?  Te sucedió algo grave? / _ Te voy a contar amigo lo k pasa es k mientras estábamos en el recreo un amigo m agarro descuidada y m dio 1 beso pero lo malo es k el primo de mi novio nos vio y aunke luego m dijo no t preocupes yo no dire nada m siento muy mal no se k hacer aconséjame / _ Pues mira, no sé si le diste motivo a tu amigo para que te besara, no sé si te sientes mal porque el primo de tu novio los vio. Supongamos que nadie los hubiera visto, te sentirías igual de mal? O de finitivamente tú no le diste lugar a tu amigo? Creo que debes hablar con tu amigo, que te dé una explicación y se disculpe contigo por tomarse esa atribución. Además, piensa si eso hubiera pasado con tu novio, que otra chica lo besara. ¿Que sentirías? Creo que de cualquier forma debes hablar con tu amigo y con tu novio. Pero desconozco las circunstancias... / _ Mi amigo ya m pidio disculpas y nunca le he dado motivos voy a hablar con mi novio y ke el decida oye amigo kieres ser mi novio de chocolate
 _ Oye, creo que estás en un pequeño lío con tu novio y aún así piensas en un noviazgo de chocolate. / _ Es que me caes muy bien andale si / _ Te lo agradezco. Has pensado en que algún día podríamos conocernos? / _ Si kiero conocerte amigo cuando vaya a Iguala t aviso para k nos veamos sale / _ Je, quizá. / _ Entonces si o si / _ De qué se trata lo de novio de chocolates? / _ Nos hablaríamos con mas cariño nos contaríamos nuestras cosas / _ De acuerdo / _ Gracias corazón / _  jajaja, tan rápido te fluyó el cariño? / _ No t burles stoy contenta xq tengo un gran novio d chocolate / _ Ok, bueno, luego platicamos, voy a trabajar, cuídate mucho, un abrazo, hasta pronto. / _ Besos mi corazon stare pensando en ti tu tambien piensa en mi, en tu novia d chocolate k t kiere mucho.
Al día siguiente.
_ Hola novio tiene 1 dia k no m scribes no m abandones tanto k haces y k cuentas / _ Hola novia, jaja, disculpa, stoy trabajando, cómo está la niña más linda de las comunidades de Iguala? espero q bien / _ K lindo t kiero mucho solo pienso en ti en las noches no puedo dormir d tanto pensar k haras si ya t dormiste o no / _ Gracias, yo también he pensado mucho en ti, te envío muchos abrazos y mis mejores deseos para ti y tu familia. / _ Sabes desde k t conoci todo es mas lindo en mi mundo soty contenta con todos a mis amigas les he hablado d ti les he dicho k un dia identifique una llamada en mi cel t scribi y stoy contenta muy contenta / _ Haces bien en contarle a alguien sobre esto, que bueno, yo también estoy contento por tu amistad / _ T voy a confesar algo yo nunk he estado con ningun hombre nunk he hecho nada d nada y cuando lo kiera hacer kiero k sea contigo / _ No digas eso, no puedes amar a alguien que no conoces / _ Mira a veces cuando pienso en ti cierro los ojos y t imagino a mi lado sueño k amanezco en tus brazos y k soy tan feliz contigo dime k tu tambien eres feliz conmigo dimelo x favor / _ Soy feliz de conocerte Brianda, soy feliz....
Y transcurrió un mes en el que Brianda y yo nos escribíamos mensajes diariamente, en la noche, al amanecer, al medio día, a todas horas (de hecho en las noches cerrábamos conferencia muy temprano, antes de las 9, porque ella se dormía a esa hora). Le pregunté qué sonido tenía su celular en mensajes, y me dijo que era la melodía de Noche de Paz, que todos se reían de ella porque nunca lo cambiaba, y que no lo haría ahora porque el sonido le avisaba que era yo quien le escribía, era el sonido más hermoso para ella. Luego  sugirió que le enviara fotos a su correo y a su celular. Yo dije que no me tomaba fotos, normalmente yo era quien las tomaba, y que además mi teléfono era sencillo y no tenía esa función. Ella insistía en lo de las fotos y yo me negaba, le decía que se iba a asustar al conocerme y que incluso terminaría no sólo con el noviazgo de chocolate, también con la amistad. Brianda me decía: Como crees, yo siempre t voy a kerer y esto nunk terminara.
Y los mensajes por celular continuaban y subieron de tono, y tocamos otros temas... hilvanamos promesas. Brianda era mi Lolita... era la perversidad de la que habla en sus textos mi amigo José I Delgado. Todo iba bien (o al menos eso quería creer), hasta que ayer, Indira me invitó a su casa a una fiesta. Estaba su familia que no conocía, me presentó a mucha gente, Indira me dejó por un momento y justo entonces sonó el vibrador de mi cel:
_ Hola corazón k haces y k cuentas sabes t extraño mucho amor t mando muchos besitos y muchos se kedan conmigo para que t los de cuando t conozca
Era Brianda
_ Hola corazón, estoy bien, en una fiesta con mi familia, es un  gusto saber de ti, espero que estés muy bien, ¿qué has hecho?
Le di enviar al mensaje... y tres segundos después escuché una melodía que ya me resultaba familiar tan sólo de imaginármela en el teléfono de Brianda. Era la melodía de “Noche de Paz” que sonaba a mis espaldas. Giré y encontré a una chica como de 15 años que sonriendo miraba un celular sosteniéndolo con ambas manos.
_ Volví a escribir alejándome de la chica / _ En dónde estás? Qué ropa tienes puesta? / _ Yo también estoy en una fiesta con mi familia de Iguala -respondió la chica, luego de que el sonido navideño volvió a sonar en su celular,  y describió el vestuario que coincidía con la guapa niña que tenía ahora como a 5 metros frente a mí.
Una revolución indómita inundó mi cabeza.  ¿Qué iba a suceder? Para emociones con la niña ya estaba bueno. No iba a arriesgar mi noviazgo con Indira por una tontería. Pero estaba tan contento con Brianda, y con mucha más razón ahora que la distinguía en persona, era más linda de lo que llegué a imaginar. Así que mi princesa en realidad era más hermosa que muchas  princesas juntas. Consideré la posibilidad de seguir la relación con Brianda, y limitarme sólo a los mensajes de cel pero también se despertó en mí el deseo de querer coincidir con ella,  conquistarla de tal manera que  aunque me sintiera un hombre desafortunado por ser feo, Brianda nunca me rechazaría al conocerme en persona. Haría lo que fuera con tal de hacer realidad sus palabras, y así, juntos acariciaríamos el cielo, como ella lo escribió tantas veces.

Indira era mi amor real, Brianda sería algo pasajero que ella quiso iniciar, de ella fue la idea, yo me dejé llevar, tratando de ser respetuoso. Ella despertó en mí, instintos que no conocía, quizá como la Lolita de Vladimir Nabokov. Mis deseos comenzaron a desencadenarse, justo cuando la hermana de Indira se aproximó a mí, y me dijo: ¿cerveza o tequila? cerveza -respondí. Y mi celular seguía vibrando...me decidí, aquella tarde  Brianda hizo su debut en mi vida real, pero me despediría de ella por el cel, argumentando uno y mil pretextos de ser necesarios. Siempre pensé en que al conocerla porque Indira me la presentara, quizá entablaríamos amistad, y se daría la posibilidad de intercambiar números telefónicos, para lo que se ofreciera, entonces me vería en aprietos, tal vez sería indispensable perder mi número y estrenar otro. De cualquier forma, a muchos de mis contactos los tenía en el facebook, y fácilmente les informaría mi cambio de número.  Indira se aproximó a mí y me dijo: vamos adentro, ya van a partir el pastel, y volteó hacia donde estaba Brianda para comentarle algo sobre su peinado. Ven con nosotros Brianda, vamos a cantar las mañanitas, y los tres nos encaminamos hacia el interior de la casa, presagiaba que me llevaría muy bien con Brianda, pero el secreto de los mensajes por celular me lo llevaría a la tumba; o eso pensé en aquel momento…
* Autor: Andrés Ortiz Pantaleón.

No hay comentarios: